Seguidores

sábado, 29 de diciembre de 2012

Vicio



Dicen que la mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella. 

Pues entonces voy de cabeza. Voy directa al cielo de tu boca, de tu piel, de tu ser. Oh! Dulce tentación en la que quiero caer siempre. No desaparezcas, no te desvanezcas como niebla, no me dejes dependiente de ti...

A pesar de que debo dejar esta adicción, no puedo, ya estoy demasiado enganchada a la droga que eres para mi, siempre dándome un chute de vitalidad, de placer, de este vicio que tantísimo me gusta...