Seguidores

sábado, 29 de diciembre de 2012

Vicio



Dicen que la mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella. 

Pues entonces voy de cabeza. Voy directa al cielo de tu boca, de tu piel, de tu ser. Oh! Dulce tentación en la que quiero caer siempre. No desaparezcas, no te desvanezcas como niebla, no me dejes dependiente de ti...

A pesar de que debo dejar esta adicción, no puedo, ya estoy demasiado enganchada a la droga que eres para mi, siempre dándome un chute de vitalidad, de placer, de este vicio que tantísimo me gusta...

martes, 27 de noviembre de 2012

Incomplete




Que hacer cuando pendes de un hilo tan fino que ni es visible? No tengo alternativa, cuelgo en el abismo y las tijeras que pueden cortar el hilo las sostienen otros. Ojalá pudiera hacer algo para que esto no acabe así, no quiero precipitarme contra el oscuro abismo. Se que no me dejarás caer, se que harás todo lo posible por agarrarme, pero ya no tengo alas y las tuyas no pueden soportar toda esta carga.

Me encantaría que me hicieras caso, dejaras atrás tu carga y yo poder dejar la mía también, pero ni tu, ni yo podemos o quizás sí, solo que igual estamos ciegos y no lo vemos.

No quiero estar sin ti y se que tu sin mi tampoco, lo has demostrado, lo demuestras pero yo sigo pendiendo de este hilo y tu sujetas una de las hojas de esa tijera.

Rezo porque este corazón sea irrompible porque lo único que podré ser sin ti es incompleto.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Lágrima



Y resbalan frías por estas pálidas mejillas, haciendo caminos acuosos hasta su abismo, caminos de plata líquida y reluciente. Rápidamente son borrados por una piel que adsorbe su vida, una piel anhelante de un suave roce que no deje que ni una sola más se precipite hacia el fin...

martes, 11 de septiembre de 2012

Fall


Y se cae el último pilar, la torre de naipes ya ha empezado a derrumbarse...

He estado viviendo en una falsa ilusión y ahora la nube que me mantenía en este cielo ha desaparecido, precipitando me a un abismo infinito. Sin alas, sin paracaídas, sin nada...

Veo el cielo pasar a mi alrededor y alguien me susurra, es tenue su voz pero se lo que dice:

"Lo sabías, sabías que este no era tu lugar y que tarde o temprano ibas a ser expulsada, ahora atente a las consecuencias."

Nadie a mi alrededor y de mi garganta un grito:

"¿PARA QUE ME MOSTRÁIS UN CIELO EN EL QUE NO PUEDO ESTAR?"

jueves, 2 de agosto de 2012

Invisible



Por mucho que lo intente, que quiera sacar un tema del cual poder hablar contigo, del cual poder tener un poco de tu atención, parece que no importan mis esfuerzos.

Me quedo horas mirando tus fotos, intentando imaginar que te tengo, que estás aquí, pero... el vacío es tan inmenso...

Porqué me costará tanto alcanzar lo que tanto anhelo? Porqué parece que el camino no hace más que ponerme obstáculos hasta el final?


Yo sé que tu no piensas en mi como yo lo hago en ti, sé que no seré yo la que te vea dormir plácidamente, sé que no será mi mano la que te sostenga. Pero dame una oportunidad, deja que sea la que cambie los días nublados y los haga inolvidables, deja que dibuje una sonrisa en tu cara, deja que sea la que te empuje si la cuesta es muy pronunciada.

A veces me pregunto porqué siempre me pasará lo mismo. Porqué convertiré un simple comentario en atención, un gesto en un recuerdo y un día contigo en algo memorable...


El amor es la arrogancia de aferrarse a lo imposible.

sábado, 28 de abril de 2012

Esclava del miedo




Porqué siempre me puede el miedo?

Porqué simplemente no puedo coger y hacerlo y disfrutar de ello?

A veces el miedo bloquea nuestros sentidos, nos impide ver lo bello que asoma delante y nos priva de los pequeños e importantes detalles... pero... como deshacerse de él?

No lo sé, yo también quisiera la respuesta para poder quitarme la venda que me impide ver y las cadenas que tan acorralada me tienen.
Enséñame, enséñame a liberar a esta esclava de su servidumbre; ayúdame a hacerme más fuerte, a no temer; sálvame de la hoguera en la que poco a poco me consumo...

miércoles, 4 de abril de 2012

Teoría de la Escalera



Todos en alguna ocasión, queremos conseguir algo pero tenemos miedo y sentimos impotencia.

Y ahora te pregunto.

¿Sabes subir una escalera?


Seguro, responderás que sí, que es una pregunta un tanto tonta. Es cierto, es una pregunta tonta, pues todo el mundo sabe subir una escalera. Solo consiste en por un pie en un peldaño y luego el otro en el siguiente, hasta llegar arriba.

Ahora, piensa que lo que quieres conseguir, está en lo alto de una escalera. Solo debes poner el primer pie y cerrar los ojos.

¿Te hace falta ver el resto de la escalera para poder subirla?


No, ¿verdad?

Lo único difícil, es decidirse a poner el primer pie, decidirse a conseguir aquello que nos espera en lo alto. Pero una vez decidido, no debemos desfallecer, debemos seguir avanzando hasta llegar a conseguirlo.

La vida, es una gran escalera por la que vamos ascendiendo poco a poco, tiene sus descansillos, cosas pequeñas que queremos conseguir; y sus pisos, los grandes retos de nuestra vida.