Seguidores

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Esa noche...



Tus manos...
Mi ropa en el suelo...
Las caricias...
Nuestros cuerpos estremecerse.

Tu boca...
Mi boca...
Un beso.

No dijimos nada, en el silencio de la habitación sólo se oían nuestros besos, dulce néctar de ti, suave tu cuello era.

Cuan grato fue tenerte entre estos brazos, que ahora, tan helados se encuentran. La falta de tu calor es la causa... de todo.

jueves, 8 de septiembre de 2011

9 años sin ti...

Hoy es un día muy triste para mi, perdí a una persona muy especial y querida. Aquí os dejo un texto que escribí para un concurso, el cual gané.




EL FIN

Maldigo ese día, el del accidente. Fue mi fin y el tuyo, con la diferencia de que yo sigo aquí y tú estás en un sitio mejor donde sigues protegiéndome de todo mal, eres mi ángel de la guarda, siempre lo has sido. Has estado siempre conmigo y aunque no te tengo aquí a mi lado eso no me impide acordarme de ti, de que cada año el catorce de febrero y cada ocho de septiembre tengo que ir a visitarte, que llevarte unas flores y pedirle a Dios que estés bien donde quiera que te encuentres. Cuando me acuerdo de eso me pregunto el porque te tuvo que ocurrir a ti. Siempre que llega ese maldito día me acuerdo del coche aplastado en el lado en que tu te encontrabas y como te quitó la vida el suelo mojado y el exceso de velocidad del conductor. Ojalá pudiera retroceder en el tiempo y llegar a ese día e impedir que subieras a ese coche, que después sería tu fin. Si Dios me diera la oportunidad de hablar ahora contigo solo te diría que siempre me acordaré de ti y que te quiero mucho.





Cuando una persona querida tiene un accidente, no sólo sufre esa persona, también sufren la gente cercana a ella. 

De corazón os ruego que tengáis cuidado en las carreteras, moderad la velocidad con lluvia y haced caso de las advertencias de "SI BEBES, NO CONDUZCAS". Mucha gente os agradecerá que volváis a casa sanos, creed me, mucha.